Estación de tren

Estación de tren Toledo

Estación de tren Toledo

La estación de tren de Toledo se inauguró en 1919 y se restauró en 2005. Se declaró Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento el 21 de noviembre de 1991. Destaca por su estilo neomudéjar. Es obra del arquitecto Narciso Clavería. Abarca una superficie de 12 600 metros cuadrados.

Para su construcción se usó ladrillo, piedra, hierro y cemento. El edificio de viajeros se compone de un pabellón central flanqueado por dos alas laterales de menor altura. Toda la estructura está decorada con arcos polilobulados y almenas escalonadas en la parte superior. En uno de los extremos se encuentra la torre del reloj. Cinco puertas permiten acceder a un vestíbulo de gran riqueza ornamental que ofrece una buena muestra de la artesanía y orfebrería toledana: mosaicos de azulejos, celosías, taquillas y lámparas forjadas.

Dispone de dos andenes, uno lateral al que accede la vía 1 y otro central compartido por las vías 2 y 3. La única conexión de la estación permite unir Toledo con Madrid a través de 15 relaciones diarias en ambos sentidos gracias a trenes Avant de media distancia y alta velocidad que completan el recorrido en 30 minutos.

Se puede encontrar más información en la página web de Adif.

Cómo llegar

No se admiten más comentarios