Iglesia de San Andrés

La Iglesia de San Andrés es un templo en el que se conjugan a la perfeccción elementos de diferentes épocas y estilos, entre los que destaca su portada principal, única en su género en Toledo. Es de estilo almohade, rematada por arquillos sobre columnas vidriadas y restos visigodos. De una parte, están presentes el mudéjar y el gótico, y, de otra, el barroco a raíz de la remodelación llevada a cabo en el siglo XVII. Tras la última restauración (1975) aparecieron interesantes tracerías en la fachada que evocan el goticismo del crucero. Se descubrió también un relieve visigodo y dos pilastras de la misma época.

La iglesia tiene tres naves divididas en seis tramos y separadas por diferentes tipos de soportes: columnas de orden toscano, pilares de ladrillo con columnillas adosadas y cardinas; dos pilastras visigodas sobre las que montan un capital corintio y una basa, respectivamente; un fuste estriado y un cipo con inscripción sepulcral; y un capitel prerrománico y un cimacio visigodo. Los arcos en las naves no son de un mismo tipo; por el contrario, los hay de herradura, de herradura apuntada y de medio punto. El claustro mudéjar fue levantado en torno a finales del siglo XII.

El retablo mayor, cuya traza se debe a Juan de Borgoña y a Antonio de Comontes, tiene un total de treinta tablas que representan escenas de la vida de Jesús, de la Virgen, de los apóstoles y de los santos.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar
  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter