Iglesia de San Román

La Iglesia de San Román es un templo de estilo mudéjar, a excepción de la capilla mayor, y conserva su antigua estructura interior, con tres naves separadas por amplias arquerías de herradura que apoyan sobre columnas visigodas e incluso romanas y, aunque conserva testimonios de distintas épocas, el interior de la iglesia no pierde unidad.

La Capilla Mayor fue reformada en el siglo XVI según el estilo plateresco de la época. En ella son destacables la cúpula del ábside, obra de Covarrubias, y el retablo, obra de Diego de Velasco. Su importancia radica en las pinturas murales del siglo XIII, en las que se unen los temas cristianos con los motivos geométricos y vegetales de la decoración árabe.

Tiene bóvedas de cañón y escaleras que se desarrollan en cada piso sobre arcos, siendo de madera el último de ellos. La torre-campanario es el elemento más característico de las iglesias mudéjares, y en este caso no es una excepción. Estas torres están inspiradas en los alminares de las mezquitas musulmanas y su modelo tipológico es el siguiente: basamento de piedra, cuerpo de mampostería encintada con ladrillos en los ángulos y un cuerpo de remate con dos o tres vanos de perfiles árabes para las campanas.

Hay que destacar el hecho de que en su interior se encuentra el Museo de los Concilios y de la Cultura Visigoda.

  • El Tiempo

  • Hoteles

  • Facebook

  • Twitter