Puente de Alcántara

Puente de AlcántaraEl Puente de Alcántara lo construyeron los árabes en el año 866. Es decir, dos siglos después de la imposición de la casulla a San Ildefonso por la Virgen. Está situado un poco más arriba de donde, según algunos textos, se encontraban en otro tiempo el puente de los romanos y el puente de los godos. Ese es el motivo por el que se pueden ver algunas piedras visigóticas y muchos bloques romanos en la estructura.

Aguantó en pie hasta el año 1257, viniéndose abajo en un día en el que el río Tajo sufrió una subida muy fuerte. Tan solo quedaron los estribos con sus torreones y parte de los pilares. Alfonso X el Sabio mandó reconstruirlo inmediatamente pues no quería que Toledo quedara incomunicada con otros pueblos. En esos momentos no existía otro puente en la ciudad.

Con posterioridad el Puente de Alcántara ha sufrido varias reparaciones, aunque ninguna esencial. Es posible apreciar que los torreones de entrada y de salida no son de la misma época.

Cruzando el Puente de Alcántara se tiene un cómodo acceso al Alcázar de Toledo.

Cómo llegar
Booking.com

No se admiten más comentarios